En Decreto N° 4.096, publicado en Gaceta Oficial N° 6.504 Ext. de fecha 14 de enero de 2020, se impone a los servicios desconcentrados y entes descentralizados funcionalmente, que sean acreedores de pago en moneda extranjera, a liquidar y cobrar dichas obligaciones en Criptoactivos Soberanos Petro.

En el caso que nos ocupa, el artículo 4°, literales d) y e) del Decreto en cuestión, impone a BOLIPUERTOS y al INEA a cobrar en Petros las tarifas por concepto de servicios prestados por estos a los buques de bandera extranjera, en los siguientes términos:

“(…) A efectos de lo previsto en el presente artículo, la acreencia por los conceptos indicados debe responder a la exigencia del pago de aquellos en divisas como moneda única de pago, tales como, entre otros, los correspondientes a:

d) Las tarifas por servicios prestados por Bolivariana de Puertos (BOLIPUERTOS, S.A.) a las que se contrae el artículo 7, numeral 1, de la Resolución Conjunta de los Ministerios del Poder Popular de Economía y Finanzas y para el Transporte Nº 065 del 28 de agosto de 2017, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº41.227 del 1º de septiembre de 2017.

e) Las tarifas por servicios prestados por el Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (INEA) a que se contrae el encabezamiento de la Disposición Final Primera de la Resolución dictada por el Ministerio del Poder Popular para el Transporte Nº 033 del 2 de mayo de 2018, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 41.389 de fecha 3 de mayo de 2018”.

De la citada disposición se desprende que solamente los buques de bandera extranjera están obligados a pagar en Petros los servicios prestados por estos entes. Por interpretación en contrario, los buques de bandera nacional seguirán pagando por dichos servicios en bolívares. Esto podría verse en cierta forma como una medida para incentivar el registro de buques en Venezuela.

Esta medida sin duda será muy problemática para el limitado comercio marítimo que hay en el país, sobre todo tomando en cuenta la sanción del gobierno de Estados Unidos que prohíbe realizar transcciones financieras con el Petro por ciudadanos estadounidenses o dentro de los Estados Unidos. Es probable que diversas líneas navieras que acostumbran a mandar sus buques a puertos venezolanos se nieguen a pagar con criptomoneda Petro por temor a ser sancionados por el gobierno norteamericano, lo que traería como consecuencia que menos buques ingresen a Venezuela.

Además de lo anterior, no se sabe cómo será el proceso de obtención de Petros ni qué tan complicado será. Hasta los momentos, solo se sabe que el INEA sostuvo una reunión el día viernes 17 de enero de 2020 con diversas agencias navieras y representantes de la Superintendencia Nacional de Criptoactivosy Actiovidades Conexas (SUNACRIP) para llevar a cabo la implementación de esta forma de pago.