Consideraciones generales:

La legitimación de capitales tiene por finalidad ocultar o encubrir el origen, la naturaleza, ubicación, movimiento o destino de capitales o excedentes, ya sean como activos líquidos o fijos, habidos como productos de actividades delictivas en general y muy especialmente del narcotráfico.

En tal sentido, las personas que quieren legitimar capitales realizan operaciones de disposición, traslado o propiedad de bienes o capitales, o derechos sobre los mismos, o pueden beneficiarse de ellos, a sabiendas de que provienen de actividades ilícitas. También pueden convertir haberes mediante dinero, títulos, acciones, valores, de derechos reales o personales, bienes muebles o inmuebles que fueran adquiridos con el producto de actividades ilícitas.

Definición de Legitimación de Capitales:

Anteriormente, por ausencia de una terminología jurídica adecuada, se denominó a la legitimación de capitales con los vocablos “lavado de dinero” o “blanqueo de dinero”, utilizados aun en la actualidad por funcionarios policiales y a nivel periodístico. Podemos decir que el lavado de dinero o mejor dicho, “legitimación de capitales” como nuestros legisladores han preferido llamar, es una acción por la cual una persona u organización delictiva a través de distintas fórmulas o métodos, pretenden otorgar apariencia de licitud y legalidad a los cuantiosos fondos o capitales provenientes de actividades ilícitas.

Ahora bien, tomando como base la Resolución 333.97 del 23 de julio de 1997, emanada de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, que establece las “Normas sobre prevención, control y fiscalización de las operaciones de legitimación de capitales aplicables al sistema financiero venezolano”, podemos definir la “LEGITIMACION DE CAPITALES” en un sentido amplio, así:

“Es el conjunto de actividades u operaciones bancarias, comerciales y de inversión, de aparente carácter legal, realizadas por personas naturales o jurídicas, directamente o a través de interpuestas personas destinadas al ocultamiento del origen, propósito u objeto y destino ilícito de los capitales (cualquier tipo de dinero y otros bienes) por disposición, transferencia, conversión o cualquier otro manejo, inversión o aprovechamiento en cualquier forma, provenientes de actividades ilícitas con la finalidad de dar apariencia de legalidad a los mismos”.

Tipificación como delito:

Está someramente establecido en la Ley Orgánica de Drogas (Gaceta Oficial N° 39.456 de fecha 05 de noviembre de 2010) en el Título VI De los Delitos, Capítulo I De los Delitos cometidos por delincuencia organizada y de las penas en el artículo 149. Pero está muy claro en el artículo 35 de la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo (Gaceta Oficial N° 39.912 del 30 de abril de 2012).

Legitimación de capitales

Artículo 35: “Quien por sí o por interpuesta persona sea propietario o propietaria, poseedor o poseedora de capitales, bienes, fondos, haberes o beneficios, a sabiendas que provienen directa o indirectamente de una actividad ilícita, será penado o penada con prisión de diez (10) a quince (15) años y multa equivalente al valor del incremento patrimonial ilícitamente obtenido.

 La misma pena se aplicará a quien por sí o por interpuesta persona realice las actividades siguientes:

  1. La conversión, transferencia o traslado por cualquier medio de bienes, capitales, haberes, beneficios o excedentes con el objeto de ocultar o encubrir el origen ilícito de los mismos o de ayudar a cualquier persona que participe en la comisión de tales delitos a eludir las consecuencias jurídicas de sus acciones.
  2. El ocultamiento, encubrimiento o simulación de la naturaleza, origen, ubicación, disposición, destino, movimiento o propiedad de bienes o del legítimo derecho de estos.
  3. La adquisición, posesión o utilización de bienes productos de algún delito.
  4. El resguardo, inversión, transformación, custodia o administración de bienes o capitales provenientes de actividades ilícitas.

Los capitales, bienes o haberes objeto del delito de legitimación de capitales serán decomisados o confiscados.

Etapas del proceso de legitimación de capitales
  1. Depósito: los delincuentes se deshacen físicamente del dinero derivado de actividades ilegales. Los criminales y sus asociados utilizan el sistema financiero para realizar pagos y transferencias de fondo (depósitos) de una cuenta a otra, para esconder la fuente y la propiedad del beneficiario del dinero y para proveer almacenamiento de billetes a través de cajas de seguridad.
  2. Encubrimiento o Estratificación: consiste en separar los ingresos de origen ilícito de su fuente, mediante la creación de complejas transacciones financieras diseñadas para burlar controles de auditoría y seguridad con la finalidad de proporcionar anonimato, de manera de encubrir la verdadera naturaleza, fuente, disposición, traslado o propiedad del producto derivado de actividades ilícitas.
  3. Integración: consiste en proporcionar una aparente legitimidad a ingresos derivados de actividades delictivas. Si el proceso de encubrimiento es exitoso, la integración permite ubicar el producto del lavado dentro del circuito económico y monetario normal, de tal forma que reingresa al sistema financiero aparentando ser fondos de un negocio licito. El blanqueo incluye el traslado o la conversión de haberes o del producto por cualquier medio, incluida la transmisión electrónica.
Organismos reguladores 

En Venezuela contamos con los siguientes organismos reguladores:

  1. Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (SUDEBAN).
  2. Banco Central de Venezuela (BCV).
  3. Fondo de Garantía y Depósitos (FOGADE).
  4. Ministerio del Poder Popular para las finanzas.
  5. Junta de Regulación Financiera  
  6. La antigua Comisión Nacional contra el uso ilícito de drogas (CONACUID).

En Venezuela y en el mundo la legitimación de capitales proviene de actividades ilícitas, tales como:

  1. Tráfico y comercio de sustancias estupefacientes y psicotrópicas (drogas).
  2. Terrorismo.
  3. Venta y comercio ilegal de armas.
  4. La corrupción.
  5. Tráfico de órganos.
  6. La pornografía infantil.
  7. La trata de blancas.

En conclusión, podemos decir que combatir este flagelo en Venezuela no es fácil, debido a que la corrupción ha llegado a todos los niveles, inclusive hasta el Poder Judicial y por lo tanto, lo que impera en este país es la impunidad.  Lo que se debe hacer en el Poder Judicial es mejorar los sueldos de los jueces y del personal que labora en esos recintos, así como también revisar las credenciales y escogerlos por concursos.